POWER PLATE

PRECIO POR ENTRENAMIENTO PERSONALIZADO.....25,- €

Beneficios

1. ENTRENAMIENTO DE ALTA VELOCIDAD
Entrenando con Power Plate®,  y tras varias sesiones de entrenamiento, la musculatura puede contraerse hasta en un 97% de su capacidad, es decir,  casi el 100% de las fibras de todos los grupos musculares pueden activarse. La fuerza máxima y la resistencia aumentan considerablemente. En tan solo 10 minutos puede obtener el mismo efecto de entrenamiento que después de una larga sesión de entrenamiento convencional.

2. ACTIVACIÓN DE LA CIRCULACIÓN SANGUINEA
Con el ejercicio en la Power Plate®, es músculo es abastecido de sangre muchas veces por segundo igual que ocurriría con un ejercicio convencional como correr, por ejemplo,  nutriendo también a los vasos más pequeños y aportando los combustibles a la vez que se eliminan los productos residuales con mayor rapidez, lo cual conlleva a una regeneración más rápida y una mejora sustancial de los problemas circulatorios.

3. MEJORA DE LA COORDINACIÓN
El estimulo simultaneo de los receptores de todo el cuerpo mejora la coordinación intermuscular e intramuscular; además se entrenan y mejoran inmediatamente la reacción y el sentido del equilibrio.

4. AUMENTO DE LA MOVILIDAD

Una buena circulación, el calentamiento y el reflejo de extensión de los tendones, permiten una liberación de reservas de elasticidad, aliviando también las contracciones musculares y eliminando estados de dolor.

5. COMBUSTIÓN LOCAL DE GRASAS
Gracias al entrenamiento con Power Plate®, el metabolismo alcanza un nivel superior, mejorando así la combustión de las grasas y aumentando el metabolismo basal. Esto provoca una disminución de las capas de tejido adiposo. Los ejercicios de masaje también mejoran la circulación sanguínea, pudiendo de esta forma combatir eficazmente las acumulaciones locales de grasa y favoreciendo los procesos de lipólisis localizada, maximizando los efectos de cualquier ejercicio físico complementario.

6. CELULITIS Y ESTETICA
Los ejercicios de masaje en la Power Plate® hacen que las adherencias y adipocitos se desprendan, generando calor interno e hiperemia lo que provoca una vasodilatación y un aporte de oxigeno más elevado, lo cual favorece la combustión, por lo que la piel se ve más tersa y nutrida. La imagen de la piel mejora notablemente, entre otros factores, también por la regeneración de tejido conjuntivo nuevo, la reactivación capilar y la disminución de celulitis.

7. MEJOR CONDICIÓN FÍSICA
Mejorando la musculatura se activan en mayor medida todos los sistemas de abastecimiento y de este modo, también el corazón, aumentando su capacidad. Power Plate®, sitúa al cliente durante el ejercicio a niveles de pulsaciones sanos, muy próximos a los conseguidos durante una sesión de caminata moderada.

8. BIENESTAR INTENSO
El estrés se reduce y el equilibrio hormonal mejora, por lo que se sentirá mejor. Además, la relajación después del esfuerzo es más completa que en otras formas de entrenamiento.


Certificado Médico

Power Plate® se convierte en la única plataforma con el Certificado Médico MDD
………………………………………………………………………………
Un gran avance. Un importante reconocimiento. Un adelanto anunciado.  
Que Power Plate® está conquistando el mundo del fitness, del alto rendimiento, incluso de la estética, ya lo sabíamos. Pero lo que pocos sabían es que este artilugio vibratorio ha sido certificado recientemente como instrumento de uso médico al serle otorgado el Certificado Médico MDD de Clase II y obtener la ISO 13485. De esta manera, Power Plate® International ha pasado a ser el único fabricante de plataformas vibratorias del mundo con esta distinción.
La eficiencia y seguridad de los equipamientos Power Plate® han permitido que puedan usarse como terapias adicionales a los tratamientos de afecciones clínicas y no clínicas. El estatus de Instrumento Médico significa que los profesionales de la salud pueden ahora preescribir la práctica de ejercicio en las máquinas Power Plate®  como parte de un programa más amplio de tratamiento. Claramente, estamos delante del gran avance de cómo el ejercicio pasa a formar parte de los métodos de curación.


CERTIFICADO MÉDICO CLASE II
En nuestro país existe una diversidad de productos destinados a la prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de enfermedades en los seres humanos, llamados internacionalmente Dispositivos Médicos (Medical Devices, en inglés). Estos productos corresponden a una gran cantidad de equipos, instrumentos, reactivos de diagnóstico y elementos que se utilizan en medicina y que desempeñan un papel fundamental en los diferentes centros de atención de salud. Su uso se hace con el propósito de diagnóstico, prevención, seguimiento, tratamiento o alivio de una enfermedad, daño o discapacidad.
¿Cómo se regulan estos productos?
Los Dispositivos Médicos se regulan bajo la ley  y el Reglamento de Control de Productos y Elementos de Uso Médico. La ley obliga a los fabricantes de los dispositivos médicos a asegurar que su aparatología sea certificada. En el Reino Unido y en todo el territorio económico Europeo, todas las regulaciones de Dispositivos Médicos se conocen como Medical Devices Directive 93/42/EEC (su abreviatura es MDD). Las regulaciones definen qué y de qué manera algo puede clasificarse como dispositivo médico.
Las categorías de Dispositivos Médicos son cuatro, según el riesgo potencial al que se exponen: Clase I, IIa, IIb y III. Power Plate® se cataloga como Clase IIa (riesgo medio a bajo), disponiendo concretamente del Certificado Médico Clase II MDD 553319/0086. 


Las 7 indicaciones médicas validadas científicamente
Que la tecnología de vibración tridimensional de Power Plate® ofrece unos beneficios palpables es indiscutible. Y que pueden ser usados en el más estricto ámbito médico también. Todo ello tiene sustento en las investigaciones y exhaustivos trabajos científicos, que bien han respaldado el merecido el reconocimiento de esta acreditación. Siete de las indicaciones médicas validadas científicamente y que pueden contribuir en los tratamientos de una gran variedad de afecciones son:
1. Fuerza y potencia muscular
El entrenamiento con las máquinas Power Plate® crea inestabilidad en el cuerpo humano dado que, con cada vibración, el cuerpo se ve obligado a realizar contracciones musculares reflejas, entre 25 y 50 veces por segundo. Además, estas contracciones trabajan en múltiples dimensiones porque las máquinas Power Plate® oscilan en tres planos, al igual que el cuerpo humano. El resultado final es un mejoramiento sorprendente de la producción de fuerza o resistencia y de potencia.
Esto constituye un verdadero avance en el entrenamiento y el acondicionamiento, dado que se puede ejercer una "carga" en la estructura corporal de forma óptima reduciendo el impacto, la sobrecarga y los factores que producen fatiga.
Tratamiento de apoplejía, esclerosis múltiple y Parkinson
Estrechamente ligado al efecto que produce la terapia vibratoria de cuerpo entero sobre el tejido muscular esquelético, se ha estudiado su aplicación en el tratamiento paliativo en afecciones médicas de los músculos, como son la apoplejía, la esclerosis múltiple y el Parkinson. Los resultados, que han sido positivos en todos los casos hasta el momento, indican que dicho tipo de vibración puede tener aplicaciones en muchos campos relacionados con la salud que han sido muy poco estudiados.
2. Prevención de caídas en la 3ª edad
La mayoría de fracturas que sufre la gente de edad avanzada se producen a causa de caídas. El ejercicio físico puede prevenirlas, dado que ayuda a mantener la fuerza muscular y por tanto el equilibrio, pero la realidad es que mucha gente mayor no puede realizar ejercicio a causa de los impedimentos físicos que padecen.
La terapia vibratoria que ofrece Power Plate® en personas de edad avanzada aporta beneficios muy parecidos a los del ejercicio físico tradicional, pero sin los impedimentos que éste les comporta, de manera que es una solución muy a considerar en poblaciones con estas características.
3. Densidad ósea y osteoporosis
El tratamiento convencional para combatir la osteoporosis se ha basado durante muchos años en contramedidas farmacológicas (hormona paratiroidea, el calcio o estrógenos…).

Recientemente se ha visto que la práctica de ejercicio aeróbico parece ser un estímulo muy efectivo para la creación de nuevo tejido óseo. Sin embargo, este método incrementa el riesgo de fracturas en personas con una densidad ósea frágil. Como en el punto anterior, Power Plate® se presenta como una valiosa alternativa al permitir realizar un ejercicio aeróbico considerable, pero libre de los riesgos que ello implica.


4. Pérdida de peso
El entrenamiento con Power Plate® también produce una reducción de la grasa visceral y del tejido adiposo. Debido a la superproducción hormonal hay un aumento del metabolismo que facilita la combustión y el incremento de la masa muscular. No es necesario comentar las muy numerosas ventajas que ello supone para nuestra salud.


5. Celulitis
El aumento de capilarización que produce la vibro-oscilación moviliza los productos de desecho, aumenta la permeabilidad de la célula y genera calor intracelular, lo que ayuda a destruir los adipocitos seromáticos. Este hecho ayuda a tratar la odiada celulitis.


6. Circulación y sistema cardiovascular
Los estudios realizados en este ámbito, aún sin conocer el mecanismo exacto, ponen de manifiesto que el ejercicio vibratorio favorece la circulación sanguínea periférica. Se ha analizado el sistema circulatorio periférico tanto de las extremidades inferiores (donde la incidencia de la vibración es mayor) como de las extremidades superiores, y se ha constatado el aumento del flujo sanguíneo producido por el ejercicio vibratorio.


7. Bienestar y calidad de vida
Las vibraciones que proporciona la tecnología Power Plate® ayudan a las personas que no pueden hacer ejercicio físico con normalidad, o que tienen dificultades físicas, psicológicas o de movilidad, o que no pueden hacer ejercicio por falta de tiempo, espacio o aparatos adecuados, a beneficiarse de los efectos positivos de la forma física en general. Y es que la actividad física no es más que uno de los cimientos para una calidad de vida plena y un bienestar duradero.